Rasquera

Rasquera es el único pueblo por donde se puede acceder al balneario de Cardó, antiguo monasterio del siglo XVII. A finales del siglo XIX transformaron el cenobio carmelita en un balneario que gozó de reconocida y merecida fama. Alrededor de los años setenta del siglo pasado se convirtió en planta embotelladora de agua.

Un paseo tranquilo por las calles de la localidad nos mostrará la iglesia de San Juan Bautista, que data del siglo XVIII, y todo de pasajes estrechos y empinados y de fuertes desniveles, que nos conducirán a los restos del antiguo castillo. En este recorrido por el casco antiguo encontraremos calles medievales y porches, entre otros puntos de interés.

Facebook Twitter Google+ Pinterest LinkedIn

Este sitio web utiliza cookies. Más información: Saber más

Acepto
×

Log in